Facebook Twitter Google +1     Admin


UN MUNT DE MOTS



PRÒXIMES REUNIONS:


7 d'OCTUBRE

18 de NOVEMBRE

16 de DESEMBRE

*******************************************


Narració bilingüe a tres o més bandes...

"¿Miedo?"

- ¿Miedo? ¿qué coño, miedo?...Tiemblo… de frío…

-Dijo Fede-, sudoroso, proyectando su apestoso aliento saturado de JB, sobre la alargada nariz, de Pedro.

Se ajustaron sobre sus brillantes calvas las medias prestadas y sudorosas de la prima Juana – alias la Loca – y reprimiendo la risa que provocaba verse con la nariz y los labios torcidos enfundados en nylón, sacaron las escopetas recortadas de la bolsa de deporte.

Fede empujó con desgana la inmaculada y brillante puerta de la sucursal de Caixa de Terrassa con la enorme barriga que asomaba blanca y peluda bajo su camiseta de Scorpions… mientras avanzaba –en un alarde de optimismo- a paso firme y seguro – con toda la seguridad y firmeza que debe dar un 50% de alcohol en sangre.

Cargó, allí mismo, su mal recortada escopeta de caza con cartuchos de posta y gritó las tres palabras mágicas: “esto es un atraco”, luego se dió cuenta de que eran 4 palabras, y que por la pinta que llevaba, todo el mundo sabía que era un atraco. Pero le hacía ilusión decirlas y por sus cojones que las dijo.

Pedro entró detrás, lentamente, como en un sueño, repitiendose a sí mismo en un cíclico monólogo interior:

- Estoy harto de que me robe todo el mundo, estoy harto de que me roben, harto de que me roben los bancos, de que me roben las cajas, harto de que me roben la mitad de mi sueldo con las putas hipotecas, harto de los impuestos y discriminacón positiva del estado, harto de que la otra mitad de mi sueldo se la lleve mi ex y los novios de mi –ex, estoy harto de…

Iba cargando su recortada y el sonido metálico también farfullava infinitos hartazgos y mientras, un pequeño rincón sobrio de su mente, recordaba tres palabras de ´Pérez Reverte, sobre los Reporteros de Guerra, los reporteros de las tres D: Divorciados, Despedidos y Dipsómanos…

Pedro ahora se autodefinía con las tres A :

Atracador, Acojonado y Anónimo…

 

- ¡Coño! - exclamó la Lola con la escopeta delante apuntándola al pecho. - Estos hijos de... me han fastidiado el plan - musitó palpándose la navaja de quince centímentros que llevaba atrapada en la media, debajo de la falda.
- ¡He dicho que todo el mundo al suelo! - chilló Pedro agarrándose al clavo ardiente que le permitiría respirar y sacar la cabeza del agua helada del anonimato.
La Lola se echó al suelo no sin antes volver a blasfemar. Con lo bien que lo había planeado todo con su Julián, joder, que ya sabían cómo hacer para sacarle los billetes al calvo aquel de la ventanilla, joder joder, para que ahora vinieran esos dos desgraciaos a jorobarle el plan por un atraco a la antigua, que a quién se le ocurre ponerse medias en la cabeza, hay que ver. Echó una mirada disimulada al reloj. Las cosas no iban bien. Faltaban sólo tres minutos para que cruzara la puerta el Juli y ya sabía ella que aquello no iba a acabar bien.

Una vez más, la puerta se abrió con estruendo.

-¡Quieto todo el mundo! ¡Esto es un atr...!

La frase tántas veces ensayada frente al espejo del baño se le quedó atravesada en la garganta, justo detrás del cañón recortado que le apuntaba.

Joaquín tragó saliva despacio y se recolocó con cuidado la careta de presidente americano, que se le había deslizado encima de los ojos.

Cuando recuperó la visibilidad, solo una cosa se le pasó por la mente: "Esto no me puede estar pasando a mí...".

Intentó hacerse una rápida idea de la situación, aunque había que reconocer que la visión del mundo es bastante reducida desde los ojos de un presidente americano.

"Veamos. Una recortada en mi cara. Detrás de la recortada, un tipo con una media en la cabeza...dios...¿a quién se le ocurre? Se parece al bulldog de mi abuela...Allí hay otro más. Apesta a JB. En el suelo hay...a ver...tres...cinco...seis. Seis rehenes. Cuatro mujeres y dos hombres. Menudo culo tiene esa...Y la de la izquierda...¿Que mira? ¿Porqué pone los ojos en blanco? Está impresionante, la tía. Menudo vestidito. No deja mucho a la imaginación...aunque la nuez le sobresale un poco... y me recuerda a alguien...se parece a... a... ¡Joder! ¡El Manolo!"

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.







Temas

Enlaces

Archivos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris